jueves, 11 de diciembre de 2008

CROISSANT ISPAHAN











De la basura nacen flores. Hace frío. Enciendo el Marlboro light que me queda y escucho "Basura en la que nacen flores" de Albertucho. Ya que estoy en Saint-Germain me acerco a la rue Bonaparte, número 72. ¡Ah, la pastelería de Pierre Hermé! Creo que fue en el año 2007 que en una cata a ciegas declararon su cruasán como el mejor de todo París, lo que casi equivale a decir del mundo.
Clasificación: 1)Pierre Hermé, 2)Triomphe, 3)Laurent Duchêne, 4)Gérard Mulot, 5)Lenôtre, 6)Le Boulanger de Monge, 7)Bolangerie Vandermeersch, 8)Julien, 9)Arnaud Delmontel,10)Grande Épicerie. Nacido en 1961. En 1996 funda su primera PH. Y en 1998 abre tienda en Tokio. La verdad es que no sé si es el mejor, pero si que sé que es el mejor que he comido yo en mi vida. Creo que está hecho con agua mineral. Hoy me pido un cruasán Ispahan (1,80 euros, lujo a precio de saldo). Te vende 12 macarons de lujo por 23 euros. Ispahan es un sabor con la firma de Hermé. Creo que es una mezcla de lichi, rosa, frambuesa y crema de almendra. Mientras mastico y saboreo los problemas desaparecen. Y este inocente placer invade mi mente. Cual magdalena proustiana me traslada en el tiempo pero no al pasado sino a un futuro mejor que el cruasán Ispahan me ayuda a intuir. El sabor del cruasán Ispahan es algo espectacular e indescriptible. En mi opinión, si alguien pasa por Saint-Germain tiene que comerse un cruasán Ispahan. Al menos, yo lo recomiendo.


De la basura nacen flores y de las flores nace basura, no hay duda. Hace unos días, también en París, vi un montón de objetos quemados y destruidos por el fuego. Objetos convertidos en basura. Espero que el futuro les de flores a los propietarios de esas flores convertidas en basura. Ese mismo día vi, por casualidad, la habitación de Proust en el museo Carnavalet. La habitación aislada con corcho, la habitación en la que escribía y escribía hasta la extenuación. Un día en otro museo pondrán la cocina de Pierre Hermé, la cocina en la que creó el cruasán Ispahan.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya lo decía Baudelaire, querido.

Y d'Ors, hablando de Sert.
Mierda y purpurina.

Oye, para la próxima ¿nos acercamos a la exposición de Gainsbourg?
Y me invitas a un croissant de esos.

Y Apollinaire decía eso de:
Sous le pont Mirabeau coule la Seine
Et nos amours
Faut-il qu'il m'en souvienne
La joie venait toujours après la peine...

Y Ferré que los cantaba, a los dos.

Y a Villon.

¡Que viva Léo Ferré, tío!

jordi sake dijo...

Traeme un croasant de esos cuando vuelva, ya que el anonimo de arriba no me los trae. Saludos!!!

sticker dijo...

Although from different places, but this perception is consistent, which is relatively rare point!
nike dunk

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!