martes, 25 de noviembre de 2008

HOKKAIDO













Me preparo un hokkaido en casa copiado de un artículo de Javier de las Muelas. Escucho "Desde que te perdí" de Kevin Johansen. Una parte de cointreau, dos de sake, tres de Bombay Saphire, agitado de quince segundos. El hokkaido es un aperitivo japonés con vocación de Martini. Se puede beber. Es mi primer hokkaido, no tengo con que comparar.


Parece que el sábado 29 de noviembre a las 21 horas Kevin Johansen y The Nada tocarán en Montevideo (Uruguay) en el teatro Metro (creo que antes era un cine). Liniers dibujará en directo en el mismo espectáculo.


Afortunados aquellos que puedan asistir. Me uno a la campaña Uruguay 2030. El primer mundial de la historia en 1930 fue en Uruguay y el del centenario debe de celebrarse en Uruguay. Sabemos que no será así. Y como mucho se podría aspirar a un Mercosur 2030. El padre de "Uruguay 2030" es Abel Fialko, uruguayo residente en Israel. Sin duda, la inauguración debería ser en el estadio Centenario. El estadio Centenario donde trabajó Juan Carlos Onetti de taquillero. Dice la leyenda que le pagaban una miseria pero que le interesaba el trabajo porque mucha gente llegaba con el partido empezado y, con las prisas, se dejaban el cambio. Esos eran los reales ingresos de Onetti. El piso de Onetti en la Avenida América, número 31 de Madrid debería de ser un museo. Me encantaría ver la cama en la que pasó tantos años, incorporándose sólo para beber sorbos de güisqui con agua servidos por Dolly Muhr. Que raro era Onetti o que difícil es comprenderle. Que eterno es Onetti. Me arriesgaré: Onetti está entre los cinco escritores en español del siglo XX que quedarán. Recomiendo la entrevista que le hizo Joaquín Soler Serrano. Y desde LHJC esto es todo.

3 comentarios:

jordi dijo...

todo un personaje este Onetti. Mañana Malaga. aaaaaaaayyyyyyy. Saludos

josan dijo...

Y entre arte y futbol y música y poesia recomiendo escuchar cantar o disfrutar viendo hablar a Sílvio (no el Rodriguez) el bético. En alguna entrevista del 'experro verde' o del Imedio en canal Sur... eso era arte. olé!

Anónimo dijo...

Pero chabón!! Silvio era sevillista a muerte!!