domingo, 17 de agosto de 2008

NEGRONI







Me tomo un negroni mientras escucho "Teorema" de Marco Ferradini en cassette (una de mis canciones favoritas aunque no sea quizá objetivamente buena, se puede ver que el nivel musical de LHJC va bajando).
2 cl. de gin
2 cl. de Martini rosso.
2 cl. de Campari.

El 8 del 8 del 2008 se inauguraron los Juegos Olímpicos de Pekín y me pillaron en Milán. La ciudad grande más china de Europa (en mi opinión). La ciudad más china de Europa es Prato que ya en los años noventa rotulaba sus autobuses en chino e italiano. La ciudad de Milán en agosto está muerta y desde el 15 al 30 de agosto incluso hay hoteles que cierran. Aun así una visita a Peck (el colmado Quilez milanés) a comprar algun capricho te alegra el día. Después pizza al horno de leña en una pizzería regentada por chinos. Me tumbo a ver la inauguración de los Juegos Olímpicos con el libro "Bastogne" de Enrico Brizzi comprado en una librería en la esquina del hotel por un euro con setenta y ocho céntimos. Lectura lenta y con minidiccionario (me hubiera gustado hablar aunque fuera una sola lengua bien). Y un chino vuela y prende la llama olímpica. De Brizzi no había tenido noticias desde "Jack Frusciante ha dejado el grupo". Quizá Brizzi era el más famoso escritor de aquella llamada juventud caníbal italiana que no tengo datos exactos de en que quedó. Yo siempre quisé ir a Bolonia por ser la ciudad de la cultura y la contracultura italiana. La ciudad donde Umberto Eco da clases de semiología. La ciudad de Cesare Cremonini (cantante de Lunapop) y también porque es la ciudad de Enrico Brizzi. Algun día espero que no muy lejano iré.
El verano algun día terminará y yo me alegraré y escucharé a Marco Ferradini.
¡¡Gira española para Marco Ferradini ya!!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé si caníbales o no, a los italianos les tira mucho el rollo beatnik y no paran de publicar estudios y ensayos y análisis y homenajes que dos o tres años, se acaban publicando aqui. Yo tengo una guia de la generación beat escrita por un italiano iluminado que sólo le falta escribir que él se acostó también con burroughs... el muy burrogs!
Jose

LA ROSA DEL VIETNAM dijo...

"Bastogne" era lectura obligatoria en las universidades catalanas hace ya un decenio, suma de años que se dice pronto...

La alternativa era un Gadda: "Quer pasticciaccio brutto de via Merulana", que aquí se tradujo por "Quell merdé hurrible de via Merulana".

¿Cuántos años separan estos dos plomos?

Preferí "Ernesto", de Sabba, que pormenoriza la iniciación sexual del autor con un jornalero.
Yo, como tú, soy muy autodidacta.

Necesito un asesor alcohólico para la inauguración: ¿cava o cerveza?

jordi dijo...

Me gustan tus cocteles, yo estuve en Milan el año pasado. Frio, desangelado pero me gusto. Quizas porque me lo enseño Pere. Un saludo

Anónimo dijo...

estamos esperando otro artículo!!!